Durante siglos, las mujeres vivieron en un segundo plano y sus vidas fueron dictadas por las decisiones que tomaba el género masculino. Pero una de las escasas excepciones la vivieron las mujeres vikingas.

Los vikingos eran los responsables de llevar el sustento a la unidad familiar. Sin embargo, dado que pasaban largas temporadas en tierras lejanas, eran las mujeres las que generalmente llevaban las riendas del hogar o la granja. De hecho, eran las encargadas de defender a los niños y ancianos de las incursiones de otras tribus vikingas enemigas. Además, incluso algunas mujeres eran emprendedoras y tenían sus propios negocios textiles. Esto es realmente sorprendente si recordamos la época de la que estamos hablando.

Por otro lado, aunque los matrimonios solían concertarse entre las diferentes familias del mismo estrato social, las mujeres de la sociedad vikinga podían opinar, no eran matrimonios forzados. Al casarse no perdían sus posesiones, y también podían  divorciarse. Sin embargo, pese a esta mayor cuota de libertad, la mujer de la sociedad vikinga era ‘inferior’ al hombre: no tenía poder político, ni tampoco podía acudir a los juicios.

¿Eran las Mujeres Vikingas guerreras?

¿Habéis visto la serie ‘Vikingos’, de Netflix? En la ficción tiene un gran protagonismo Lagertha, una guerrera vikinga. Junto a ella, otras fieras guerreras aparecen en muchas escenas bélicas, así que podríamos pensar que las mujeres vikingas también eran consumadas luchadoras. Sin embargo, los arqueólogos e historiadores no han secundado esta teoría.  Aunque sí que está demostrado que muchas mujeres acompañaron, en algunas expediciones, a los exploradores vikingos para colaborar con la logística, ayudar en los nuevos asentamientos y cuidar a los heridos en la batalla. Se han encontrado evidencias arqueológicas de la presencia femenina en las expediciones vikingas a Inglaterra, Francia e Islandia.

Creencias falsas sobre las vikingas

Parte de la culpa de esta creencia de la existencia de mujeres vikingas guerreras reside en la literatura, esencialmente en las sagas nórdicas medievales, posteriores a la época vikinga. Un conocido historiador medieval danés, Saxo Grammaticus, afirmó que en la batalla de Brávellir, entre los reyes de Suecia y Dinamarca, lucharon trescientas doncellas escuderas.

Saxo fue también el autor de la Gesta Danorum, un libro en el que escribió sobre una doncella escudera llamada Lagertha, que luchó junto al famoso guerrero Ragnar Lothbrok en una batalla contra los vikingos suecos. Su coraje y maestría en el campo de batalla impresionó tanto a Lothbrok que le pidió matrimonio. Así pues, ya sabéis de dónde viene la inspiración para crear buena parte de la serie.

Si estáis interesados en conocer todas estas historias de primera mano, no dudéis en contactarme para preparar un tour por tierras vikingas en las que hablemos de todo ello.

 

Fuente: Michelle Unzué

¿Cómo eran las Mujeres Vikingas?
Etiquetado en:                

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *